¿Burbuja de la sostenibilidad?

Ayer estaba leyendo un informe del Rocky Mountain Institute (State of the World 2013: Is Sustainability Still Possible?) donde los investigadores evidencian el desgaste de la palabra “Sostenible” o “Sostenibilidad” hasta el punto de destruir la esencia fundamental del concepto. Considero que en parte esto puede ser cierto, pero también lo que ha ocurrido es que se ha sobredimensionado el concepto, se espera algo apoteósico y no acciones de todos los días. Esto hace que tenemos comida sostenible, ropa sostenible, vehículos sostenibles y por qué no decir que personas sostenibles.

La sostenibilidad es un camino enfocado al cambio de nuestros hábitos y costumbres, un cambio que requiere que nuestras decisiones se tomen en un escenario consiente para generar abundancia en las personas, el medio ambiente y en el dinero. Como camino encontraremos a quienes hasta ahora inician, otros que llevan mucho tiempo caminando el sendero y otros que se quedaron atorados en algún punto del camino o quienes entraron por una iniciativa y pronto se desviaron. Esto hace difícil determinar qué es y que no es tan sostenible, y además hay que tener en cuenta que la sostenibilidad es dinámica y no estática. En los año 90 lo mejor era hacer ecología industrial o producción más limpia donde la meta era hacer las cosas menos malas para las personas y el ambiente. Muchos se quedaron ahí y mejor ahí que donde estaban antes. Hoy el tema es la economía circular y modelos como C2C, Biomimetismo, la Economía Azul y otros que están en un terreno donde lo importante es estar en un escenario de impactos positivos y no es admisible lo menos malo.

Considero que debemos tener claro que hay escalas en las acciones sostenibles de las empresas,  y se me ocurre que podríamos tener escalas como las que tienen los productos de eficiencia energética. Esto es mejor que matar el impulso de quienes vienen empezando el camino, quienes hasta ahora empiezan la transición y lo están haciendo de una forma tímida o superficial. Sé que no se quedarán allí, ya sea porque la normatividad se volverá más exigente o por condiciones de demanda del mercado. Pienso que quienes no se monten en el tema de la sostenibilidad será como quienes en la Era Digital pensaron que el Internet y todo lo que se venía desarrollando con los computadores y procesadores era transitorio, y lo único que hicieron fue montar su página web y cuando voltearon a mirar ya sus negocios estaban en puntos de los que no se pudieron recuperar, como el caso de Kodak ante la fotografía digital.

La sostenibilidad es un reto grande que requiere de compromiso y coherencia entre lo que se promulga y lo que se hace. No es filantrópica y debe verse reflejada en los estados de resultados de las empresas, en otras palabras, debe tener sentido para el negocio y requiere de innovación y mucha creatividad para explorar modelos de generación de valor o generación de abundancia de los que poco conocemos.

¿Quieres saber más del tema de la sostenibilidad? Te invito a que conozcas mi libro “Qué es eso de la Sostenibilidad? Empresas prósperas generando abundancia.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s