Impuesto al Carbono

Con la reciente reforma tributaria en Colombia (Ley 1819 del 29 de Diciembre 2016) ha llegado la era de pagar por las emisiones de CO2. Se ha establecido que por cada metro cúbico de gas natural que consumamos debemos pagar $29, por galón de gas licuado $95, por galón de gasolina $135, por galón de Kerosene $148, por galón de Diesel $152, y $177 por galón de Fuel Oil. Primero, causa curiosidad el hecho de que el carbón como fuente energética no aparezca referenciado en las condiciones del impuesto, y de pronto la razón es porque afectaría aún más a las centrales de generación eléctrica de base térmica en el país.

Aunque muchos pueden ver este escenario como un aumento en el costo de los hidrocarburos, otros los vemos como una gran posibilidad para fomentar el uso de energías renovables en el país y por supuesto otras iniciativas encaminadas a la captura de carbono. La Ley establece lo siguiente: “El impuesto no se causa a los sujetos pasivos que certifiquen ser carbono neutro, de acuerdo con la reglamentación que expida el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible”. Para las empresas que figuran como grandes consumidores de combustibles en el país, es una buena oportunidad para hacer inversiones que les permita convertirse en “Carbono Neutro”. ¿Y esto qué significa? En pocas palabras, que si tiene acciones que reduzcan sus emisiones hasta el punto que lo que si sumamos la reducción (valor negativo) a las emisiones causadas (valor positivo) el resultado debe ser cero o un valor negativo.

Falta la reglamentación del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, que debe ir de acuerdo con los compromisos de la COP21 y por supuesto debe buscar reglamentar todas las Acciones Nacionalmente Apropiadas de Mitigación (NAMA de sus siglas en inglés). Esto es una gran oportunidad para promover realmente el uso de las energías renovables y por supuesto de iniciativas de captura de CO2, entre las que se encuentran los bosques, manejo de biomasa y manejo de microalgas, entre muchas otras que se pueden encontrar.

En el escenario de las energías renovables hay muchas alternativas, primordialmente asociadas a tecnologías solares en las que las empresas pueden invertir para compensar sus emisiones y llegar a ese escenario de ser “Carbono Neutrales”. Por supuesto hay que ir a las tablas de cálculo de costos de proyecto (quitando las excepciones que incluyó la Ley 1715 de 2014) versus los costos de los impuestos al carbono y determinar la viabilidad de los proyectos.

Hay quienes podrán decir que la iniciativa del impuesto sólo busca desestimular el uso de combustibles fósiles, sin embargo hay que verlo como la gran oportunidad de que las empresas se pase al escenario de la mitigación de las emisiones de CO2 y CO2 equivalente como una excusa para quedar exentos del impuesto.

¿Quieres saber más sobre el tema? Te invito a que conozcas mi libro ¿Qué es eso de la sostenibilidad? Empresas prósperas generando abundancia.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s